Foco Maite Alberdi

“Siempre me ha gustado la idea del cine como una fábrica de experiencias –dice Maite Alberdi en una carta de despedida a Andrés Martínez, uno de los personajes de su documental Los niños, que falleció– no soy un mago, soy una espía que se infiltra a compartir por un tiempo la experiencia de otros”. Esta puede ser la razón por la que sus documentales tengan una constitución fugitiva, que desborden, que estén muy vivos. Que oscilen entre ficción y  bservación.

Los documentales de Maite Alberdi han abandonado el púlpito, desde donde se predica habitualmente una interpretación de la realidad, para adoptar una ambición más modesta: danzar con la realidad, maravillarse, asombrarse con lo cotidiano.

En sus películas no hay urgencia, hay placer por la dilación, por observar el acontecimiento. Maite sabe que no se puede contar todo, que siempre hay algo desconocido en lo que nos parece hermoso. Por eso alude dejando espacios vacíos. De este modo logra valorizar lo inmediato. Volver a las cosas. Parar la oreja. Buscar la hebra y tirar de ella. Recobrar la experiencia.

Carlos Flores
Director de FIDOCS

maite alberdi
¿QUIERES SABER QUE PELÍCULAS ESTÁN EN FIDOCS?
Conoce nuestra programación